Seguros

Enfermedad Inflamatoria Pélvica

La enfermedad inflamatoria pélvica (E.I.P.) comprende la alteración inflamatoria e infecciosa, que afecta a los órganos genitales de la mujer, trompas de Falopio, ovarios, y estructuras adyacentes. Se pueden dar combinaciones de endometritis, salpingitis, abscesos tubováricos y pelviperitonitis.

A raíz de la liberalización de las relaciones sexuales a edades jóvenes se ha producido en los últimos treinta y cinco años un incremento de casos de E.I.P; dicha enfermedad es más frecuente en mujeres de quince a veinticinco años y, la importancia, a parte del cuadro agudo que produce, viene dada por su capacidad de provocar secuelas como la esterilidad, embarazos ectópicos y dispareunia.

La E.I.P. se considera la complicación más frecuente de las enfermedades de transmisión sexual bacterianas. 

La infección suele ser polimicrobiana, pero los patógenos más relacionados son Neissería Gonorrehoeae y Chlamydia Trachomatis. Otros gérmenes pueden ser estreptococos del grupo B, gardnerella vaginales, etc.  

Las bacterias pueden acceder a la porción superior del aparato genital fundamentalmente por diseminación ascendente a partir de gérmenes acantonados en el cuello uterino.

La clasificación clínica se basa fundamentalmente en el grado evolutivo de la enfermedad, en los síntomas y en los datos que aporta la exploración clínica. Hay cuatro estadios:

Los principales factores de riesgo son: 

La E.I.P. puede cursar con los siguientes síntomas:

En la exploración, por parte del ginecólogo, se pueden encontrar los siguientes signos:

Por otro lado, en el examen con espéculo podemos observar:

Ante la sospecha de E.I.P. se deben realizar las siguientes pruebas:

Asimismo, debe hacerse siempre un diagnóstico diferencial con:

El tratamiento irá orientado a la cobertura de los gérmenes patógenos y es, evidentemente, un tratamiento antibiótico. 

Las pacientes que no responden al tratamiento antibiótico ambulatorio en 72 horas deben ser hospitalizadas para realizarles tratamiento hospitalario con pautas antibióticas de dos o tres fármacos. En caso de existir absceso tubovárico debe ser drenado quirúrgicamente, siendo una cirugía conservadora e individualizada.

La pareja sexual de las pacientes con E.I.P. debe ser examinada y tratada, si ha mantenido relaciones sexuales con la paciente los 60 días previos a la aparición de los síntomas, porque con frecuencia dichas parejas sexuales son portadoras asintomáticas.

ASSSA Seguros Médicos

 

 

La información publicada en este medio no sustituye ni complementa en modo alguno la atención directa de un médico, ni su diagnóstico, ni el tratamiento que prescriba; tampoco debe utilizarse para el autodiagnóstico.

El uso que haga el lector de este servicio se realiza bajo su exclusiva responsabilidad.

ASSSA recomienda que para cualquier cuestión relacionada con su salud consulte siempre con un médico.

 

 

 

Volver

Menopausia y tratamiento sustitutivo hormonal

agosto 25, 2017 Salud

Se considera menopáusica a una mujer cuando ha transcurrido un año desde su últ…

La Salmonelosis

marzo 26, 2018 Salud

La salmonelosis, es una infección causada por la salmonela, una bacteria que se reproduce en …

Hemofilia

febrero 19, 2016 Salud

La palabra hemofilia de raíces griegas (haîma – sangre, philía – ami…

ASSSA Magazine 30Jul - Dic 2022

ASSSA Magazine 29Ene - Jun 2022

ASSSA Magazine 28Jul - Dic 2021

ASSSA Magazine 27Ene - Jun 2021

Ver todas las revistas

Política de cookies Política de privacidad Aviso legal Desarrollado por Espira

    TE LLAMAMOS

    Rellena el formulario y te llamamos

    Llámanos al 965 200 106

    965 200 106

    Seleccione el idioma

    Escoja el idioma en el que quiere leer el blog

    Cerrar

    NOTA INFORMATIVA

    REGLAMENTO PARA LA DEFENSA DEL ASEGURADO DE ASSSA

    Este reglamento tiene por objeto regular el funcionamiento del Servicio de Atención al Cliente y del Defensor del Asegurado de ASSSA, así como las relaciones entre ambos. Se rige por la Ley 44/2002 de 22 de noviembre, de Medidas de Reforma del Sistema Financiero y por la Orden ECO 734/2004, de 11 de marzo, sobre los departamentos y servicios de atención al cliente de las entidades financieras.

    El Reglamento para la defensa del asegurado puede solicitarlo en la siguiente dirección de correo: sacquejasyreclamaciones@asssa.es.

    Cerrar