Seguros

La fisioterapia

En los últimos años, la fisioterapia ha pasado de ser un mero tratamiento para accidentes o patologías agudas, a ser una disciplina indispensable en la prevención de lesiones y en la orientación hacia un ejercicio saludable, con el objetivo último de aumentar la calidad de vida y el cuidado del paciente. En la fisioterapia actual, el paciente debe ser valorado globalmente, “no existen lesiones sino pacientes”. Cada caso debe analizarse teniendo en cuenta no sólo la zona afectada, sino las relaciones con el resto del cuerpo y los hábitos de vida del paciente. Por ello, desde Fco Lledò Fisioterapia Especializada, basamos nuestros tratamientos en cuatro fases indispensables:

  1. Valoración del paciente y su estado, así como la planificación, objetivos y perspectivas de recuperación.
  2. Prevención e higiene postural.
  3. Tratamiento del dolor.
  4. Incorporación a la actividad física y el deporte.

La valoración es la fase inicial del tratamiento. En ella, el fisioterapeuta recogerá los datos médicos aportados por el paciente, tales como informes, RX, RM, etc. Para, a continuación, realizar una completa valoración física con el fin de preparar y planificar el tratamiento adecuado a cada lesión. Posteriormente se lleva a cabo la fase de prevención e higiene postural. Denominamos higiene postural a la forma de actuar en nuestras actividades de la vida diaria. Existen movimientos repetitivos que realizamos a lo largo del día que pueden resultar nocivos para nuestro cuerpo. Un claro ejemplo sería la flexión del tronco para recoger algo del suelo, cargar pesos alejados del cuerpo, sentarse incorrectamente, etc. En definitiva, posturas que irritan y aumentan la presión intradiscal a nivel de la columna en más de un 400%, lo que podrá desembocar en una lesión de columna tras la realización continuada de las mismas.

Las normas de higiene postural son muy sencillas de ejecutar. Generalmente las realizamos de forma natural, aunque en la mayoría de los casos no se convierten en hábito. Está demostrado que trabajando durante al menos quince días estas normas básicas, podremos incorporarlas a nuestros hábitos de vida, evitando muchas lesiones.

Durante el tratamiento del dolor y las lesiones los especialistas tratan patologías como la artrosis. La artrosis es una de las lesiones más frecuentes producida por el desgaste del cartílago (membrana que recubre los huesos cuya función principal en amortiguar y evitar fricción en las zonas articulares). Este desgaste puede originarse, principalmente, por cuestiones de edad, motivos traumáticos o accidentes y por sobrepeso, afectando por igual a ambos sexos y en pocos casos debido a causa genética. En el caso del sobrepeso (estar por encima del IMC normal) se cuadruplica el riesgo de padecer artrosis.

Desde la fisioterapia, el abordaje de la artrosis se realiza en distintas fases:

En la fase aguda, en la que existe inflamación, calor, dolor agudo e impotencia funcional, utilizaremos técnicas analgésicas como el uso de corrientes eléctricas para disminuir el dolor y bajar la inflamación como magnetoterapia, técnicas de masoterapia y estimulación de la musculatura con las manos y termoterapia (frío o calor en función de la fase en la que nos encontremos).

En una segunda fase (denominada subaguda), iniciaremos los ejercicios y la potenciación analítica de la musculatura estabilizadora de la articulación, consiguiendo un correcto funcionamiento articular evitando fricciones innecesarias y dolor, eliminando gran parte del dolor mediante los ejercicios físicos y la adaptación de su lesión a su actividad laboral y deportiva. Tener artrosis, sin embargo, no implica dejar de realizar deporte. El fisioterapeuta aconsejará tras el tratamiento de la fase subaguda cómo iniciar la actividad deportiva y qué deportes y actividades le ayudarán a seguir mejorando su lesión y aumentar su calidad de vida.

Finalmente, durante la fase última del tratamiento, la actividad física, el fisioterapeuta y los profesionales de la actividad física desarrollarán de forma personalizada un plan de trabajo específico en base al estudio pormenorizado hecho con anterioridad en las fases previas del tratamiento. Sólo así, trabajando en equipo, conseguiremos que el paciente tenga una pronta recuperación y evite futuras lesiones. 

D. Javier Lledó – Fisioterapeuta

ASSSA Servicios Médicos

La información publicada en este medio no sustituye ni complementa en modo alguno la atención directa de un médico, ni su diagnóstico, ni el tratamiento que prescriba; tampoco debe utilizarse para el autodiagnóstico. 

El uso que haga el lector de este servicio se realiza bajo su exclusiva responsabilidad.

ASSSA recomienda que para cualquier cuestión relacionada con su salud consulte siempre con un médico

Volver

La Migrana

agosto 30, 2017 Salud

La cefalea es el término médico utilizado para designar el dolor de cabeza. La migra&n…

Cataratas

noviembre 20, 2018 Salud

La catarata es la opacificación (pérdida de transparencia) total o parcial del cristal…

La Quiropráctica y la Salud

junio 23, 2017 Salud

La buena salud depende en gran medida de una columna vertebral sana y un sistema nervioso en buen fu…

ASSSA Magazine 30Jul - Dic 2022

ASSSA Magazine 29Ene - Jun 2022

ASSSA Magazine 28Jul - Dic 2021

ASSSA Magazine 27Ene - Jun 2021

Ver todas las revistas

Política de cookies Política de privacidad Aviso legal Desarrollado por Espira

    TE LLAMAMOS

    Rellena el formulario y te llamamos

    Llámanos al 965 200 106

    965 200 106

    Seleccione el idioma

    Escoja el idioma en el que quiere leer el blog

    Cerrar

    NOTA INFORMATIVA

    REGLAMENTO PARA LA DEFENSA DEL ASEGURADO DE ASSSA

    Este reglamento tiene por objeto regular el funcionamiento del Servicio de Atención al Cliente y del Defensor del Asegurado de ASSSA, así como las relaciones entre ambos. Se rige por la Ley 44/2002 de 22 de noviembre, de Medidas de Reforma del Sistema Financiero y por la Orden ECO 734/2004, de 11 de marzo, sobre los departamentos y servicios de atención al cliente de las entidades financieras.

    El Reglamento para la defensa del asegurado puede solicitarlo en la siguiente dirección de correo: sacquejasyreclamaciones@asssa.es.

    Cerrar