Seguros

¿Por qué nos duele la espalda?

Los dolores de la región lumbar son, actualmente, uno de los problemas más habituales de la salud de los individuos de los países industrializados. A pesar de los avances en medicina, la frecuencia de las algias lumbares tanto agudas como crónicas, no disminuye. Por el contrario, los médicos que cuidan a pacientes en hospitales misioneros y otras instalaciones del tercer mundo señalan que los problemas crónicos de espalda no son comunes en absoluto. La inactividad y el reposo prolongado en cama no son frecuentes en este mundo. Y la actividad es una necesidad para todos excepto para los más enfermos.

Un estudio del año 1997 concluyo que entre el 50 – 80% de la población de los países desarrollados en algún momento de nuestra vida sufriremos estos dolores lumbares. El 40% de la población sufriremos dolor de espalda en algún momento del año en curso. Por ello el dolor de la zona lumbar se considera normal y solo entre 25 – 40% de personas con dolor de espalda buscarán asistencia sanitaria.

Por ello las dolencias de espalda son una de las causas más comunes de incapacidad laboral. Por lo tanto el gasto sanitario para estas dolencias es elevadísimo, por ejemplo, en los Estados Unidos el gasto sanitario para dolencias de espalda es el más alto, incluso por encima de otras patologías como el cáncer.

El dolor de espalda tiene unas características muy variables. Puede aparecer bruscamente o de manera progresiva y puede ser debido a situaciones conocidas: esfuerzos, traumatismos o aparecer sin razón aparente.

Las causas del dolor de espalda pueden ser englobarse en 3 grupos:

  1. Patología seria de la columna vertebral: fracturas, infecciones, cáncer, afectación medular, etc. y por lo general solo suponen menos de un 2% de todos los pacientes con dolor de espalda.
  2. Patología de la raíz nerviosa: supone menos de un 10% de todos los pacientes.
  3. Dolor de espalda simple, no específico o mecánico: este grupo supone alrededor del 90 % del total de pacientes.

El primer grupo requerirá atención médica especializada y los otros dos grupos se beneficiarán de un tratamiento fisioterápico activo. Estos dos grupos engloban al 98% de los pacientes de dolor lumbar y la mayoría estarán causados por alteraciones mecánicas de la columna lumbar, donde se engloban la mayoría de las lesiones discales (protrusiones, hernias y extrusiones).

El dolor mecánico en la columna lumbar aparece cuando se sitúa la articulación entre dos vértebras en una posición de tensión excesiva de los tejidos blandos circundantes, de manera prolongada o con movimientos repetidos. Para comprender la facilidad con la que se pueden producir ciertos dolores mecánicos bastará con realizar la siguiente practica sencilla.

Dóblese un dedo de la mano hacia tras con ayuda de la otra mano, hasta que sienta tirón. Al mantener el dedo en esa posición primeramente sentirá una molestia menor, pero conforme pase el tiempo esta molestia se convertirá en dolor. En algunos casos el dolor provocado por la tensión de los tejidos puede requerir hasta una hora para presentarse.

Esa tensión en los tejidos se producirá habitualmente en la espalda en posturas o movimientos con la columna lumbar en la posición de flexión, o sea, con la espalda redonda o relajada:

Estas posturas conducen con el tiempo a la perdida de la capacidad de extender la columna hacia atrás, incluso se puede llegar a tener una postura rígida en flexión, todos conocemos a alguna persona más o menos mayor en estas condiciones de postura.

Las características de una lumbalgia mecánica son variables:

En nuestros centros de fisioterapia, para el tratamiento de este tipo de lesiones, después del diagnóstico por parte del médico, realizamos una valoración individualizada de cada caso, teniendo en cuenta los síntomas que refiere el paciente, las pruebas médicas aportadas y realizando una exhaustiva exploración física para poder confirmar la presencia de origen mecánico del dolor y plantear el tratamiento correctivo.

El tratamiento mecánico se caracteriza por:

D. Macià Lledó Ronda Fisioterapeuta – Ctro. Fisioterapia especializada Fco. Lledó Clínica LLedó Fisioterapia.

 

 

ASSSA Servicios Médicos

 

La información publicada en este medio no sustituye ni complementa en modo alguno la atención directa de un médico, ni su diagnóstico, ni el tratamiento que prescriba; tampoco debe utilizarse para el autodiagnóstico.

El uso que haga el lector de este servicio se realiza bajo su exclusiva responsabilidad.

ASSSA recomienda que para cualquier cuestión relacionada con su salud consulte siempre con un médico.

Volver

El acné en la edad adulta

febrero 21, 2019 Salud

El acné es una de las preocupaciones estéticas más frecuentes durante la adoles…

¿Qué es un stent coronario?

enero 14, 2016 Salud

El stent Coronario es una malla expandible de un compuesto metálico, que puede estar recubier…

Enfermedades infecciosas transmitidas a través del agua

junio 18, 2018 Salud

El agua es el elemento de la naturaleza imprescindible para el mantenimiento de la vida de cualquier…

ASSSA Magazine 31Ene - Jun 2023

ASSSA Magazine 30Jul - Dic 2022

ASSSA Magazine 29Ene - Jun 2022

ASSSA Magazine 28Jul - Dic 2021

Ver todas las revistas

Política de cookies Política de privacidad Aviso legal Desarrollado por Espira

    TE LLAMAMOS

    Rellena el formulario y te llamamos

    Llámanos al 965 200 106

    965 200 106

    Seleccione el idioma

    Escoja el idioma en el que quiere leer el blog

    Cerrar

    NOTA INFORMATIVA

    REGLAMENTO PARA LA DEFENSA DEL ASEGURADO DE ASSSA

    Este reglamento tiene por objeto regular el funcionamiento del Servicio de Atención al Cliente y del Defensor del Asegurado de ASSSA, así como las relaciones entre ambos. Se rige por la Ley 44/2002 de 22 de noviembre, de Medidas de Reforma del Sistema Financiero y por la Orden ECO 734/2004, de 11 de marzo, sobre los departamentos y servicios de atención al cliente de las entidades financieras.

    El Reglamento para la defensa del asegurado puede solicitarlo en la siguiente dirección de correo: sacquejasyreclamaciones@asssa.es.

    Cerrar