Seguros

Tratamiento del hallux valgus (juanetes)

El hallux valgus o “juanete” es uno de los motivos más frecuentes de consulta en traumatología, afecta a un porcentaje muy elevado de la población produciendo un grado importante de incapacidad a las personas que lo sufren. Se define como la desviación lateral (hacia el resto de los dedos) del dedo gordo, acompañada de una serie de alteraciones entre las que se incluyen la aparición del “juanete” (abultamiento que se forma en la cara interna del pie que deforma el calzado) y la desviación medial del primer metatarsiano, produciendo una inflamación dolorosa en el borde interno del pie. Como consecuencia del juanete se producen deformidades de los dedos vecinos como son los dedos en martillo, dedos en garra y las metatarsalgias (dolor y callosidades en la planta del pie), que es lo que más molesta al paciente debido a la dificultad para calzarse y caminar que producen.

El paciente se queja de dolor, debido a la presión y fricción ocasionada por el calzado y por la pérdida de la alineación del dedo con respecto al resto del pie.

Son muchas las causas de este problema: muchas veces hay un componente hereditario, otras, el responsable, es el tipo de calzado (estrechos y de tacón alto). Algunas alteraciones del pie como el pie plano, pie pronado, pueden predisponer a la aparición del hallux valgus o juanete. Las mujeres tienen una mayor predisposición que los hombres debido a una mayor laxitud articular y al uso de calzado inadecuado. El diagnóstico se realiza mediante la exploración clínica y el estudio radiológico. Las radiografías se realizan de ambos pies en proyección antero-posterior y lateral en carga, dónde se evidencia y cuantifica la desviación del dedo gordo y de los dedos vecinos (dedos en martillo, garra, etc), la presencia de osteoporosis y/o artrosis, así como otras anomalías del pie como pie cavo, pie plano, etc., que deben ser tenidas en cuenta a la hora de planificar la cirugía. 

El tratamiento inicial de este problema puede ser conservador, cuyo objetivo es aliviar el dolor y en el mejor de los casos detener su desarrollo. Si embargo, los resultados suelen ser, en general, poco satisfactorios. El empleo de un calzado ancho puede aliviar el dolor sobre el juanete. Deben evitarse los zapatos de tacón alto y punta estrecha. Los separadores y las férulas nocturnas no parecen tener capacidad de corrección y las plantillas de descarga se utilizan para aliviar las metatarsalgias (dolor en la planta del pie).

En cuanto al tratamiento quirúrgico, han sido descritas más de 200 técnicas a lo largo del tiempo. Lo cual significa que no hay un único procedimiento para corregir todos los tipos de “juanetes”, puesto que nunca hay dos iguales y el cirujano deberá elegir la técnica quirúrgica (de las que mejor domine), que se adapte mejor a cada paciente. La cirugía puede actuar sobre las partes blandas (ligamentos, tendones, etc.), reequilibrándolas y también sobre el hueso (osteotomías) siendo lo más eficaz a la hora de corregir las diferentes deformidades que constituyen el “juanete”. La cirugía puede realizarse de forma percutánea o por mínima incisión (MIS) mal llamada “por láser”, pues nunca se utiliza el láser en este tipo de cirugía; o bien mediante cirugía abierta con técnicas modernas e instrumentales de precisión. Es necesario aclarar que la cirugía abierta no es sinónimo de “anticuada”, ni la cirugía percutánea lo es de “moderna”. De hecho, muchas de las técnicas abiertas e instrumentales que empleamos en la actualidad son mucho más recientes que la cirugía percutánea o MIS. La elección de un sistema u otro depende por un lado de la formación y preferencias del cirujano y por otro, del tipo y magnitud de la deformidad que estamos tratando. 

Tras la cirugía, el paciente podrá caminar de forma progresiva gracias a un zapato ortopédico específico para este tipo de cirugía, no siendo necesario el uso de escayolas. En el postoperatorio el paciente debe realizar ejercicios activos y pasivos de los dedos y el conjunto del pie. Ocasionalmente, puede ser necesario tratamiento rehabilitador. El tiempo de baja laboral puede oscilar entre uno y tres meses dependiendo del tipo de trabajo que desempeña el paciente, de la técnica quirúrgica empleada y de la calidad ósea. Los resultados de este tipo de intervenciones son buenos en general, si bien como en cualquier cirugía, ocasionalmente puede aparecer algún tipo de complicación como una pequeña o mínima reproducción de la deformidad sin reaparición del dolor, que rara vez necesita nuevas intervenciones. Es frecuente que el pie permanezca inflamado durante algunos meses tras la cirugía, precisando el uso de calzado mas ancho y comodo durante este periodo de tiempo. Por todo lo expuesto, la mayoría de los pacientes operados están contentos con los resultados y en menos de un año se operan del otro pie.

Dr. Jesús Más – Traumatólogo Unidad de Pie Clínica Vistahermosa.

Dr. Enrique Martínez – Traumatólogo Unidad de Pie Clínica Vistahermosa y Unidad de Pie Hospital General de Alicante.

 

Servicios Médicos ASSSA

 

 

La información publicada en este medio no sustituye ni complementa en modo alguno la atención directa de un médico, ni su diagnóstico, ni el tratamiento que prescriba; tampoco debe utilizarse para el autodiagnóstico.

El uso que haga el lector de este servicio se realiza bajo su exclusiva responsabilidad.

ASSSA recomienda que para cualquier cuestión relacionada con su salud consulte siempre con un médico.

 

Volver

Enfermedades respiratorias III

octubre 19, 2016 Salud

Tras los artículos anteriores sobre las enfermedades respiratorias crónicas más…

Litotricia: tratamiento de las piedras del rinón

febrero 22, 2017 Salud

Las piedras formadas en el riñón han sido una pesadilla para la humanidad a lo largo d…

Cómo sobrevivir a un ataque al corazón si está solo

marzo 7, 2018 Salud

Repentinamente, empieza a experimentar un fuerte dolor en el pecho, que irradia hacia su brazo y has…

ASSSA Magazine 30Jul - Dic 2022

ASSSA Magazine 29Ene - Jun 2022

ASSSA Magazine 28Jul - Dic 2021

ASSSA Magazine 27Ene - Jun 2021

Ver todas las revistas

Política de cookies Política de privacidad Aviso legal Desarrollado por Espira

    TE LLAMAMOS

    Rellena el formulario y te llamamos

    Llámanos al 965 200 106

    965 200 106

    Seleccione el idioma

    Escoja el idioma en el que quiere leer el blog

    Cerrar

    NOTA INFORMATIVA

    REGLAMENTO PARA LA DEFENSA DEL ASEGURADO DE ASSSA

    Este reglamento tiene por objeto regular el funcionamiento del Servicio de Atención al Cliente y del Defensor del Asegurado de ASSSA, así como las relaciones entre ambos. Se rige por la Ley 44/2002 de 22 de noviembre, de Medidas de Reforma del Sistema Financiero y por la Orden ECO 734/2004, de 11 de marzo, sobre los departamentos y servicios de atención al cliente de las entidades financieras.

    El Reglamento para la defensa del asegurado puede solicitarlo en la siguiente dirección de correo: sacquejasyreclamaciones@asssa.es.

    Cerrar