Seguros

Actividades físicas en el medio acuático

Cada vez son más personas las que buscan actividades acuáticas como un ejercicio físico seguro para mantenerse en forma durante todo el año. El gran elenco de posibles actividades en el medio acuático es capaz de abarcar a un grupo bastante heterogéneo de población sin importar ni el sexo ni la edad ni la condición física de sus participantes; de ahí proviene la gran aceptación que, hoy en día, tiene la práctica de actividades acuáticas.

Las personas que hace unos años no podían realizar prácticamente ninguna actividad física debido a posoperatorios complicados, lesiones musculares o esqueléticas, lesiones cardíacas o respiratorias y demás problemas de salud, hoy el medio acuático les brinda la oportunidad para salir del sedentarismo de un forma lógica y segura. Asimismo, las actividades acuáticas son igualmente una buena elección para jóvenes que quieran mantenerse en forma sin arriesgar su salud con ejercicios mal estructurados.

¿Cuáles son sus beneficios?

El ejercicio físico en el agua trabaja y mejora las principales funciones del organismo como son la circulación sanguínea, la actividad cardiaca, la respiración y la resistencia. La acción térmica del agua en el cuerpo activa el sistema circulatorio y la presión hidrostática estimula el retorno sanguíneo; por otro lado, al realizar ejercicios en el agua, trabajamos la musculatura a la vez que activamos las funciones pulmonares y cardiacas, mejorando por lo tanto la capacidad aeróbica y aportando al organismo una mayor resistencia física.

Por otra parte, cualquier actividad en el agua supone la tonificación y relajación de todos los músculos, así como un fortalecimiento, progresivo y continuo de los mismos. Igualmente, la actividad de las articulaciones en el medio acuático les proporciona una mayor amplitud de movimientos al mismo tiempo que las protege de posibles lesiones. El grado de tonificación muscular depende de la velocidad en la ejecución de los ejercicios y de la superficie en la que se realizan. A mayor velocidad, mayor resistencia y por lo tanto, mayor grado de tonificación. Asimismo, una adecuada tonificación de toda la musculatura, permite una mayor estabilización caporal, así como un uso más eficaz de cada músculo, proporcionando un correcto mantenimiento higiénico postural y evitando notablemente las posibles deformaciones de la columna vertebral causadas por vicios posturales.

La ingravidez actúa relajando los músculos y transmitiendo dicha sensación a la psique del individuo, mejorando su estado anímico. La experimentación de acciones en situaciones de ingravidez, enriquece nuestra capacidad de movimiento y mejoran, al mismo tiempo, nuestros patrones motores capacitándonos para afrontar nuevas situaciones motrices. Es por ello, que la mayoría de los trabajos realizados en el medio acuático optimizan la coordinación motriz. La mejora de las conexiones nerviosas, la armonía en los movimientos y la correcta correlación de órdenes nerviosas y respuestas musculares son consecuencia de un trabajo físico que incide notablemente en la eficiencia motriz del movimiento. Una buena relajación de los músculos antagonista cuya contracción se convierte en movimiento al doblar o flexionar un hueso (por ejemplo, el bíceps) permite disponer de un tono adecuado para la ejecución de la práctica motriz e igualmente, el ejercicio de los músculos agonistas “los que permiten la extensión de un miembro, por ejemplo, el tríceps” ofrece una eficacia óptima del movimiento en la cada acción.

 

Por otro lado, las posiciones horizontales en el agua y el fenómeno de ingravidez suponen una descarga extraordinaria para la columna vertebral, reduciendo las molestias consecuentes de algún vicio postural. La hipotonía muscular debido a posturas antihigiénicas causadas por una actitud en reposo o por vicios desarrollados en situaciones cotidianas, es cada vez más elevada. Las asimetrías sobre el eje vertical provocan escoliosis y las desarrolladas sobre el plano sagital, provocan las cifolordosis. Estas deformaciones progresivas van a acompañadas de una deficiente o desproporcionada contracción o relajación muscular y articular que si no se trata, repercute sobre otras partes del cuerpo y ocasiona molestias más o menos importantes.

 

En definitiva, podríamos decir que cualquier ejercicio físico realizado en el medio acuático no sólo está al alcance de cualquier persona, sino que es uno de los deportes más completos y más seguros para mantenerse en forma durante todo el año, sin correr riesgos innecesarios.

 

D. Enrique Muñoz Fernández- Coordinador de zona de aguas de Arena Alicante

 

ASSSA Seguros de Salud

 

La información publicada en este medio no sustituye ni complementa en modo alguno la atención directa de un médico, ni su diagnóstico, ni el tratamiento que prescriba; tampoco debe utilizarse para el autodiagnóstico.

El uso que haga el lector de este servicio se realiza bajo su exclusiva responsabilidad.

ASSSA recomienda que para cualquier cuestión relacionada con su salud consulte siempre con un médico.

Volver

¿Qué es el Taichi Chuan?

marzo 14, 2018 Ejercicio

Es como el mar que está en movimiento. En el cuerpo tiene que ocurrir lo mismo. Cuando practi…

Dolor de espalda: el ejercicio como clave para prevenirlo

septiembre 28, 2022 Ejercicio

¿Sufre de dolor de espalda?   Si ha pasado de una molestia leve a un dolor intenso afectando a su…

Entrenamiento de fuerza en la tercera edad

julio 6, 2022 Ejercicio

Hay evidencias de que a partir de los 40-50 años comienza a disminuir la masa muscular y la capacid…

ASSSA Magazine 30Jul - Dic 2022

ASSSA Magazine 29Ene - Jun 2022

ASSSA Magazine 28Jul - Dic 2021

ASSSA Magazine 27Ene - Jun 2021

Ver todas las revistas

Política de cookies Política de privacidad Aviso legal Desarrollado por Espira

    TE LLAMAMOS

    Rellena el formulario y te llamamos

    Llámanos al 965 200 106

    965 200 106

    Seleccione el idioma

    Escoja el idioma en el que quiere leer el blog

    Cerrar

    NOTA INFORMATIVA

    REGLAMENTO PARA LA DEFENSA DEL ASEGURADO DE ASSSA

    Este reglamento tiene por objeto regular el funcionamiento del Servicio de Atención al Cliente y del Defensor del Asegurado de ASSSA, así como las relaciones entre ambos. Se rige por la Ley 44/2002 de 22 de noviembre, de Medidas de Reforma del Sistema Financiero y por la Orden ECO 734/2004, de 11 de marzo, sobre los departamentos y servicios de atención al cliente de las entidades financieras.

    El Reglamento para la defensa del asegurado puede solicitarlo en la siguiente dirección de correo: sacquejasyreclamaciones@asssa.es.

    Cerrar