Seguros

Cáncer de piel y sol

La frecuencia del cáncer de piel ha ido aumentando a lo largo de los últimos años. Existen distintos tipos de cáncer de piel. Una clasificación sencilla es la que los clasifica en 2 grupos: melanoma y cáncer de piel no melanoma.

En la actualidad, la neoplasia más frecuente en personas de raza blanca en Estados Unidos es el cáncer de piel, y son muchos los estudios epidemiológicos que demuestran este hecho en otros muchos países del mundo.

Históricamente se ha dado, por parte de la sociedad,  un valor menor a gran parte de la patología cutánea frente a otros problemas de salud como el aparato cardiovascular, respiratorio, etc. Es importante saber que el cáncer de piel puede disminuir el nivel de vida, e incluso puede llegar a matar.

El principal agente etiológico en el cáncer de piel proviene de la luz solar. Se trata de un fragmento de toda la luz que recibimos del sol y que conocemos como radiación ultravioleta (RUV). Se divide en UVA, UVB y UVC. Ésta última no llega a la superficie terrestre, gracias al filtro de la atmósfera.

La franja UVB es desde hace muchos años conocida por producir efectos nocivos sobre las células de la piel. Estos efectos pueden conducir al envejecimiento cutáneo precoz (fotoenvejecimiento), que se manifiesta en forma de arrugas, manchas cutáneas (léntigos solares) y pérdida de elasticidad. Los daños en el ADN de las células de la piel pueden ser tan importantes que deriven en un cáncer de piel.

Los estudios epidemiológicos y ensayos en animales de laboratorio parecen indicar que la exposición crónica al sol aumenta el riesgo de carcinoma espinocelular, mientras que la exposición ocasional pero intensa (quemadura solar) podría aumentar el riesgo de padecer melanoma y carcinoma basocelular. 

Las pieles más claras y con menor capacidad para broncearse, son las más sensibles a la radiación solar.

El melanoma es una de las neoplasias con mayor mortalidad que afectan a la especie humana. Clínicamente puede parecerse a un "lunar", pero al tratarse de un cáncer nos da una serie de pistas que nos pueden ayudar a una detección precoz. Desde hace años los dermatólogos enseñamos a nuestros pacientes la regla "ABCDE":

           A. asimetría de la silueta

           B. bordes irregulares

           C. dos o más colores

           D. diámetro 6 mm

           E. evolución o cambios en periodos breves de tiempo

De estas indicaciones, la más importante es la última, es decir, el cambio de un lunar en poco tiempo en alguna de sus anteriores características. Esta regla nos ayuda a detectar de forma precoz este tumor, cuando tiene poco grosor, consiguiendo aumentar las expectativas de supervivencia. También es importante saber que ante la aparición de un "lunar nuevo" a partir de los 40-45 años, es importante consultar con el dermatólogo para descartar su naturaleza maligna.

Para poder detectar otros tipos de cáncer de piel, los pacientes deben estar alerta ante lesiones nuevas, sobre todo en zonas de piel expuestas al sol, y que crecen o se ulceran.

Es una recomendación frecuente desde la consulta de dermatología, que cuando un paciente dude de la naturaleza de una lesión cutánea, acuda a su médico de familia sin esperar a que "aquello continúe creciendo".

La principal medida que podemos adoptar para evitar los efectos nocivos del sol en la piel es la fotoprotección, que no consiste únicamente en aplicar una crema protectora solar. Las principales recomendaciones que damos en la consulta se resumen en:

Evitar la exposición solar directa entre las 12 y 16 horas. Es preferible que busquemos la sombra.

• En meses de mayor exposición solar es recomendable el uso de ropa de manga larga y pantalones largos.

• En pacientes con poca densidad de pelo o alopécicos es más efectivo el uso de sombrero o gorra. 

• Las cremas protectoras solares deben tener un índice mínimo de 30.

• Aplicar dichas cremas 30 minutos antes de iniciar la exposición solar.

• Es recomendable reaplicar las cremas protectoras cada 2-4 horas, ya que pasado este tiempo pierden su efectividad.

• Protegerse del sol en nuestro medio no afecta a la síntesis cutánea de vitamina D.

Es conocido que la exposición solar es fundamental en la síntesis de vitamina D, fundamental en el metabolismo fosfocálcico. El principal aporte de dicha vitamina es a través de la dieta, no siendo correcta la idea de una exposición solar diaria moderada para mantener unos niveles aceptables de vitamina D. Se calcula que una exposición de 10-15 minutos al sol de mediodía en las mejillas, es más que suficiente. 

Desde entonces son múltiples los aparatos emisores de UV  que se han fabricado y que se ofertan en salas de bronceado y gimnasios. Cabe destacar que, aunque se publicitan como lámparas UVA, lo cierto es que también emiten radiación UVB. La cantidad de UVA que producen puede ser hasta 15 veces superior a la del sol y la cantidad de UVB es similar a la solar. 

Son varios los estudios en animales de laboratorio, que la exposición a UVB produce carcinoma espinocelular.

Con respecto al carcinoma basocelular y al melanoma, distintos estudios epidemiológicos plantean una relación causal con el bronceado artificial. Por lo tanto desde el punto de vista del dermatólogo: no es recomendable el uso de las lámparas de bronceado. Es recomendable el uso de cremas bronceadoras para conseguir el mismo fin.

Por último, recordad que ante la duda de la naturaleza de una lesión en la piel es fundamental consultar con su dermatólogo.

 

Dr. Antonio Ramírez Andreo – Servicio Dermatología H.G.U Reina Sofía

Seguros de Salud ASSSA

 

 

La información publicada en este medio no sustituye ni complementa en modo alguno la atención directa de un médico, ni su diagnóstico, ni el tratamiento que prescriba; tampoco debe utilizarse para el autodiagnóstico.

El uso que haga el lector de este servicio se realiza bajo su exclusiva responsabilidad.

ASSSA recomienda que para cualquier cuestión relacionada con su salud consulte siempre con un médico.

 

Volver

Enfermedad inflamatoria intestinal

junio 15, 2022 Salud

Se trata de una inflamación crónica del intestino de origen desconocido que evoluciona de modo rec…

Trastornos de personalidad: un futuro esperanzador

octubre 11, 2017 Salud

En los comienzos del siglo XXI en la salud mental nos hemos encontrado desbordados en las …

Envejecer

enero 10, 2018 Salud

El proceso del envejecimiento ha adquirido en los últimos tiempos un concepto cualitativo imp…

ASSSA Magazine 31Ene - Jun 2023

ASSSA Magazine 30Jul - Dic 2022

ASSSA Magazine 29Ene - Jun 2022

ASSSA Magazine 28Jul - Dic 2021

Ver todas las revistas

Política de cookies Política de privacidad Aviso legal Desarrollado por Espira

    TE LLAMAMOS

    Rellena el formulario y te llamamos

    Llámanos al 965 200 106

    965 200 106

    Seleccione el idioma

    Escoja el idioma en el que quiere leer el blog

    Cerrar

    NOTA INFORMATIVA

    REGLAMENTO PARA LA DEFENSA DEL ASEGURADO DE ASSSA

    Este reglamento tiene por objeto regular el funcionamiento del Servicio de Atención al Cliente y del Defensor del Asegurado de ASSSA, así como las relaciones entre ambos. Se rige por la Ley 44/2002 de 22 de noviembre, de Medidas de Reforma del Sistema Financiero y por la Orden ECO 734/2004, de 11 de marzo, sobre los departamentos y servicios de atención al cliente de las entidades financieras.

    El Reglamento para la defensa del asegurado puede solicitarlo en la siguiente dirección de correo: sacquejasyreclamaciones@asssa.es.

    Cerrar