Seguros

La biohabitabilidad y la salud del espacio que habitamos

4 de enero de 2023Salud

Con frecuencia, solemos medir y evaluar el grado de contaminación del espacio exterior de nuestros pueblos y ciudades. Estas mediciones son realizadas, habitualmente, por organismos oficiales o privados que difícilmente tienen acceso a nuestros hábitats y espacios de trabajo.

Pues bien, nos sorprendería saber que, en demasiadas ocasiones, en nuestras viviendas, oficinas, comercios, medios de transporte y recintos públicos, es más habitual la presencia de elementos patógenos y contaminantes que en las propias calles de nuestras ciudades.

 

A través de la biohabitabilidad, podemos estudiar, medir y valorar el grado de salud del que gozan los edificios e interiores que habitamos.

La bioconstrucción, basada en el uso de materiales de construcción sostenibles, poco contaminantes y de elevada eficiencia energética, ha contribuido, en gran medida, a crear espacios más saludables, pero un estudio de Biohabitabilidad va mucho más allá.

Esta disciplina, se basa en la ciencia de la geobiología, que analiza la relación entre la tierra (geos) y los seres vivos (bios). En ella se estudian otros factores capaces de alterar algunas funciones físicas o biológicas de nuestro organismo. Se estudian previamente a su diseño la ubicación de los espacios de descanso o larga permanencia, ateniendo a las radiaciones naturales emitidas por el terreno que habitamos y las artificiales producidas por la intervención humana.

Entre los factores naturales que pueden influir en nuestro organismo y por tanto afectar a nuestro descanso o estado de ánimo, se pueden encontrar las alteraciones terrestres, tipo vías de agua, fallas tectónicas, gas radón, zonas radiactivas, etc. Las alteraciones de carácter artificial son aquellas producidas por las instalaciones eléctricas y las telecomunicaciones y que también afectan en gran medida a nuestro equilibrio. Estas radiaciones artificiales pueden ser de baja frecuencia generadas por instalaciones eléctricas, centros de transformación, líneas de alta tensión, etc. o de alta frecuencia, emitidas por las antenas de telefonía móvil, redes WIFI, radares, etc.

 

Dicho esto, es normal que los campos electromagnéticos y las radiaciones nos afecten, ya que, habitualmente, en nuestro organismo se producen minúsculas reacciones eléctricas, debidas a las funciones corporales normales. Por tanto, es importante a la hora de intervenir en un espacio habitable, bien sean hogares, escuelas, espacios de trabajo… que todos aquellos que tenemos la responsabilidad de proyectar, diseñar o construir estos entornos, arquitectos, diseñadores de interior, ingenieros, constructores, etc., estudiemos con anterioridad, las posibles geopatologías y alteraciones del terreno o las radiaciones que afectan a las zonas de descanso o larga permanencia.

Sería deseable, así mismo, que todos los que amueblamos o intervenimos en el uso, la limpieza, mantenimiento y desinfección de los espacios habitables, tomemos conciencia de la importancia de utilizar productos sostenibles y no contaminantes, libres de disolventes sintéticos, formaldehídos y partículas tóxicas o nocivas para el aire que respiramos y como consecuencia… para nuestra salud y la de los que nos rodean.

 

Desde la Asociación de Estudios Geobiológicos (GEA), así como del Instituto Español de Baubiologie (IBE Biología del hábitat), al igual que en otras asociaciones similares, desde hace ya muchos años, se viene formando a técnicos y expertos en la realización de estudios de biohabitabilidad, midiendo y cuantificando las radiaciones naturales o artificiales, la calidad del aire interior afectado por contaminantes físicos, químicos o biológicos, mediante el uso de técnicas y aparataje muy específico, que nos permite saber si la exposición a estos agentes patógenos está dentro de los límites recomendados por la normativa vigente, y sobre todo por la Norma Técnica alemana de medición en Baubiologie SBM-2015.

Tono Lledó Marsell

Fundador de Tono Lledó Interioristas

GRADO en Diseño de Interiores y experto en biohabitabilidad

ASSSA Seguros de Salud
La información publicada en este medio no sustituye ni complementa en modo alguno la atención directa de un médico, ni su diagnóstico, ni el tratamiento que prescriba; tampoco debe utilizarse para el autodiagnóstico.
El uso que haga el lector de este servicio se realiza bajo su exclusiva responsabilidad.
ASSSA recomienda que para cualquier cuestión relacionada con su salud consulte siempre con un médico.
Volver

Prostatitis: Comprender los síntomas del crecimiento de la próstata

octubre 30, 2017 ASSSA Man

La próstata es una glándula que se encuentra entre la vejiga (depósito de orina…

Estilo de vida activo y positivo

septiembre 5, 2017 Salud

La salud mental es casi tanto o más importante que la física. Si mantenemos une e…

Disfunción sexual en el hombre de edad avanzada

noviembre 10, 2016 ASSSA Man

La salud sexual del varón mayor ha sido durante años un tema tabú. La vida sexu…

ASSSA Magazine 31Ene - Jun 2023

ASSSA Magazine 30Jul - Dic 2022

ASSSA Magazine 29Ene - Jun 2022

ASSSA Magazine 28Jul - Dic 2021

Ver todas las revistas

Política de cookies Política de privacidad Aviso legal Desarrollado por Espira

    TE LLAMAMOS

    Rellena el formulario y te llamamos

    Llámanos al 965 200 106

    965 200 106

    Seleccione el idioma

    Escoja el idioma en el que quiere leer el blog

    Cerrar

    NOTA INFORMATIVA

    REGLAMENTO PARA LA DEFENSA DEL ASEGURADO DE ASSSA

    Este reglamento tiene por objeto regular el funcionamiento del Servicio de Atención al Cliente y del Defensor del Asegurado de ASSSA, así como las relaciones entre ambos. Se rige por la Ley 44/2002 de 22 de noviembre, de Medidas de Reforma del Sistema Financiero y por la Orden ECO 734/2004, de 11 de marzo, sobre los departamentos y servicios de atención al cliente de las entidades financieras.

    El Reglamento para la defensa del asegurado puede solicitarlo en la siguiente dirección de correo: sacquejasyreclamaciones@asssa.es.

    Cerrar