Seguros

Menopausia y tratamiento sustitutivo hormonal

Se considera menopáusica a una mujer cuando ha transcurrido un año desde su última regla. Los estudios HERS-H y WHI publicados en el año 2002 han supuesto la sentencia de muerte al reemplazo hormonal. El mal está hecho y la manipulación y la mentira resplandecen: “los riesgos superan a los beneficios y por ello sólo los irresponsables prescriben estos tratamientos”. Así pues, de la panacea universal de todos los males de la menopausia postulada desde los años 70 en la que todas las mujeres menopaúsicas deberían tomar estrógenos, se ha pasado al extremo de la excomunión y anatema si son prescritos. El riesgo de accidente cardiovasculares es bajo, 7 casos de los esperados por cada 10.000 pacientes si se usa tratamiento hormonal a no usarlo, así como el de cáncer de mama invasor, 8 casos más de los esperados por cada 10.000 mujeres a partir de los 5 años de uso, con igual incidencia de cáncer de mama in situ.

 

Así pues, estos aspectos negativos son los infrecuentes afortunadamente y si se expresan en forma de riesgo relativo pueden parecer muy impacientes. Si decidimos que el riesgo de tener un accidente tromboembólico o un accidente cardiovascular por el uso de estrógenos es el doble que de no usarlos, se percibe de distinta manera que si se nos dice que de un caso por cada 1.000 usuarios se pasa a dos casos.Debemos resaltar que el riesgo real de tener problemas es cumplir años y también por otros factores modificables que inciden de una manera mucho más desfavorable como son el tabaco, el alcohol, el sedentarismo, la hipertensión arterial, la diabetes y la hipercolesterolemia.

 

Finalmente, en el estudio WHI no se evaluó la mejoría en la calidad de vida y sobre todo el control de los síntomas vasomotores (sofocos) y genitourinarios por la atrofia y sequedad que son la principal indicación del uso de estrógenos, no existiendo además un tratamiento más eficaz para lograr mejoría.

 

Indicaciones del tratamiento de sustitución hormonal.

 

El tratamiento debe comenzar al inicio de la menopausia y fundamentalmente en aquellas mujeres con síntomas vasomotores o genitourinarios. En principio hasta 5 años, ya que hasta aquí los beneficios superan a los riesgos.

 

El tratamiento a dosis bajas con estradiol por vía oral o trasdémico asociado con la progesterona natural o el uso de tibolona se debe individualizar y si parece seguro a día de hoy, en que el malo de la película al parecer no es el estrógeno, sino la medroxiprogesterona. De modo que el tratamiento hormonal con dosis y pautas individualizas y con adecuado control, puede mejorar la calidad de vida en la mayoría de las mujeres. Las pacientes con algún riesgo, que son la minoría, también pueden beneficiarse de otros tratamientos alternativos no hormonales adecuados a sus necesidades en cada caso.

 

Finalmente nos remitimos al comunicado de la asociación española para el estudio de la menopausia y de la sociedad española de obstetricia y ginecología sobre terapia hormonal que reproducimos en su totalidad, ya que es totalmente clarificador.

 

Comunicado AEEM*-SEGO** sobre terapia hormonal.

 

La terapia sustitutiva en la menopausia continúa siendo el tratamiento más efectivo para los síntomas vasomotores y urogenitales, consecuencia de la deficiencia de estrógenos. La terapia hormonal sustitutiva es eficaz en la prevención de la pérdida ósea asociada a la menopausia y disminuye la incidencia de todas las fracturas osteoporóticas, incluyendo la fractura vertebral y de cadera, incluso en pacientes de alto riesgo. La terapia hormonal sustitutiva tienen un efecto favorable a nivel cardiovascular y metabólico si es administrada hasta los 60 años, en mujeres sin patología previa. La enfermedad cardiovascular es la principal causa de morbimortalidad en la mujer postmenopáusica. Las principales acciones apara prevenirla, además de una dieta equilibra y no fumar, son la pérdida de peso, la reducción de la tensión arterial, el control lípido y el de diabetes.

 

El inicio tardío de la TSH puede incrementar de forma transitoria y leve eventos tromboembólicos y cardiovasculares. El riesgo de evento tromboembólicos aumenta con la edad, y también tiene una asociación positiva con la obesidad y la trombofilia. La evidencia científica indica que no hay incremento de cáncer de mama en mujeres usuarias de TSH estrogénica a largo plazo.  En TSH combinada con medroxiprogesterona existe un discreto riesgos de cáncer de mama a partir del quinto año de uso, menor de 0.1% al año.

 

La administración individualizada de TSH mejora la sexualidad y la calidad de vida. El TSH tiene beneficios sobre el tejido conectivo, la piel , las articulaciones y los discos intervertebrales.

 

Desde la AAEM y la SEGO concluimos que el balance entre los beneficios y riesgos de la terapia hormonal es claramente favorable al uso de los tratamientos desde los años de inicio de la menopausia hasta los 60 años, para la mujer sintomática. Las mujeres sanas en su periodo de postmenopausia temprana, no deberían preocuparse por los “supuesto riesgos” de la terapia hormonal. Aspectos como la calidad de vida, salud mental, emocional cognitiva y sexual deberán ser tenidos en cuenta a la hora de indicar un tratamiento hormonal a nuestras pacientes. 

 

Dr. Francisco Torres Gallach-Col. Nº 7537- Especilista en Ginecología

 

ASSSA Servicios Médicos

La información publicada en este medio no sustituye ni complementa en modo alguno la atención directa de un médico, ni su diagnóstico, ni el tratamiento que prescriba; tampoco debe utilizarse para el autodiagnóstico.

El uso que haga el lector de este servicio se realiza bajo su exclusiva responsabilidad.

ASSSA recomienda que para cualquier cuestión relacionada con su salud consulte siempre con un médico.

 

Volver

Factores de crecimiento plaquetarios

marzo 8, 2017 Salud

En la actualidad y dada la evolución de los tratamientos médicos se está invest…

Prostatitis: Comprender los síntomas del crecimiento de la próstata

octubre 30, 2017 ASSSA Man

La próstata es una glándula que se encuentra entre la vejiga (depósito de orina…

Prevención: la salud no tiene vacaciones

junio 27, 2018 Salud

Con la llegada del verano, decimos adiós al frío y al sedentario invierno, y damos a l…

ASSSA Magazine 31Ene - Jun 2023

ASSSA Magazine 30Jul - Dic 2022

ASSSA Magazine 29Ene - Jun 2022

ASSSA Magazine 28Jul - Dic 2021

Ver todas las revistas

Política de cookies Política de privacidad Aviso legal Desarrollado por Espira

    TE LLAMAMOS

    Rellena el formulario y te llamamos

    Llámanos al 965 200 106

    965 200 106

    Seleccione el idioma

    Escoja el idioma en el que quiere leer el blog

    Cerrar

    NOTA INFORMATIVA

    REGLAMENTO PARA LA DEFENSA DEL ASEGURADO DE ASSSA

    Este reglamento tiene por objeto regular el funcionamiento del Servicio de Atención al Cliente y del Defensor del Asegurado de ASSSA, así como las relaciones entre ambos. Se rige por la Ley 44/2002 de 22 de noviembre, de Medidas de Reforma del Sistema Financiero y por la Orden ECO 734/2004, de 11 de marzo, sobre los departamentos y servicios de atención al cliente de las entidades financieras.

    El Reglamento para la defensa del asegurado puede solicitarlo en la siguiente dirección de correo: sacquejasyreclamaciones@asssa.es.

    Cerrar