Seguros

¿Qué es un stent coronario?

Hemos oído más de una vez en una conversación entre amigos “a Fernando le han puesto dos stents coronarios, estaba bien y de repente le dio un dolor en el pecho, se lo llevaron al Hospital y le pusieron dos muelles. Pero ya está bien, a los dos días le dieron de alta y está como si nada”.

Lo que le ha pasado a Fernando es que ha tenido mucha suerte, podría estar muerto. Al notar un fuerte dolor en el pecho se dio cuenta que lo que tenía era serio, llamó al médico de urgencias que ante la sospecha de un infarto agudo de miocardio lo remitió urgentemente al Hospital. Allí en urgencias del propio Hospital se confirmó el diagnóstico de Infarto Agudo de Miocardio. Tuvo suerte Fernando, porque ese Hospital disponía de un servicio de cardiología con un Hemodinamista de guardia las 24h y en menos de una hora le hizo un cateterismo, confirmó que una de sus arterias coronarias estaba completamente ocluida y la abrió y le implantó dos stents coronarios. Con lo cual se evitó que el infarto fuera grande y que la recuperación de su miocardio fuera casi completa. Por eso ahora está como si no le hubiera pasado nada.

El stent Coronario es una malla expandible de un compuesto metálico, que puede estar recubierto (stent fármaco activo) o no de un fármaco (convencional). El procedimiento consiste en introducir un catéter, por punción de una arteria de la muñeca (radial) o de la ingle (femoral), se progresa hasta alcanzar las arterias coronarias. Una vez allí se inyecta un contraste para ver como se rellena la arteria seleccionada, si se encuentra una obstrucción u oclusión de la misma.

Se introduce por el mismo dispositivo (introductor) de la punción, una guía metálica (un catéter muy fino), se pasa la obstrucción y se introduce por la guía otro catéter que lleva un balón, que se posiciona en la obstrucción. Se hincha el catéter a presión para ensanchar la luz de la arteria. El propio balón puede llevar plegado el stent (malla), que se despliega y se pega a la pared arterial dejando la arteria completamente abierta al flujo coronario (stent directo). Si el balón no lleva el stent, una vez dilatada la obstrucción, se retira este catéter e introduce otro con un stent plegado. Se expande este en el área de la lesión dilatada para evitar la retracción de la pared arterial en la zona dilatada y se retiran los catéteres y el introductor haciendo compresión en la arteria durante algunas horas para evitar hemorragias.

Se necesitan tomar dos fármacos antiagregantes plaquetarios (aspirina, clopidogrel los más frecuentes) para evitar que se produzca una trombosis coronaria, porque la malla del stent es metálica y es muy trombo génica hasta que ésta es absorbida por la pared arterial, lo que ocurre entre uno y doce meses dependiendo de si el stent es convencional o fármacoactivo. Siendo muy importante que estos fármacos no se interrumpan antes de lo prescrito por el médico, para evitar una trombosis del stent que produciría un infarto con consecuencias muy graves.

Pero ¿por qué vamos a esperar a tener un stent para cuidarnos? Las obstrucciones coronarias se producen por la progresión de placas de ateroma, que están producidas por muchos factores, entre los que destacan el colesterol alto (hipercolesterolemia), la hipertensión arterial, el tabaco, el mal control de la diabetes, la obesidad, entre otros. Por ello, es fundamental que controlemos todos estos factores de riesgo llevando una vida sana, haciendo ejercicio regular, llevando una buena dieta, y, si es necesario, tomando la medicación adecuada para controlarlos.

Espero que los amigos de Fernando no piensen que lo que le ocurrió fue una cosa sin importancia y que tengan en cuenta todo lo que hemos mencionado. No hay nada mejor que tener una buena salud.

Dr. Juan Antonio Quiles Llorens – Especialista en Cardiología.

Seguros de Salud ASSSA

 

 

La información publicada en este medio no sustituye ni complementa en modo alguno la atención directa de un médico, ni su diagnóstico, ni el tratamiento que prescriba; tampoco debe utilizarse para el autodiagnóstico.

El uso que haga el lector de este servicio se realiza bajo su exclusiva responsabilidad.

ASSSA recomienda que para cualquier cuestión relacionada con su salud consulte siempre con un médico.

Volver

¿Influye el uso excesivo de pantallas en nuestra visión?

marzo 24, 2021 Salud

La fatiga visual o astenopia es uno de los motivos de consulta más frecuente en nuestra práctica d…

Enfermedad Cardiovascular y Disfunción Eréctil.

agosto 14, 2015 ASSSA Man

La actividad sexual se acompaña de cambios vasculares mediados por el sistema nervioso aut&oa…

Hemofilia

febrero 19, 2016 Salud

La palabra hemofilia de raíces griegas (haîma – sangre, philía – ami…

ASSSA Magazine 30Jul - Dic 2022

ASSSA Magazine 29Ene - Jun 2022

ASSSA Magazine 28Jul - Dic 2021

ASSSA Magazine 27Ene - Jun 2021

Ver todas las revistas

Política de cookies Política de privacidad Aviso legal Desarrollado por Espira

    TE LLAMAMOS

    Rellena el formulario y te llamamos

    Llámanos al 965 200 106

    965 200 106

    Seleccione el idioma

    Escoja el idioma en el que quiere leer el blog

    Cerrar

    NOTA INFORMATIVA

    REGLAMENTO PARA LA DEFENSA DEL ASEGURADO DE ASSSA

    Este reglamento tiene por objeto regular el funcionamiento del Servicio de Atención al Cliente y del Defensor del Asegurado de ASSSA, así como las relaciones entre ambos. Se rige por la Ley 44/2002 de 22 de noviembre, de Medidas de Reforma del Sistema Financiero y por la Orden ECO 734/2004, de 11 de marzo, sobre los departamentos y servicios de atención al cliente de las entidades financieras.

    El Reglamento para la defensa del asegurado puede solicitarlo en la siguiente dirección de correo: sacquejasyreclamaciones@asssa.es.

    Cerrar