Seguros

Contaminación acústica y sordera

La contaminación acústica es un problema ambiental importante en los grandes centros urbanos. Se produce cuando el sonido cambia la condición normal de la audición en un entorno determinado. 

 

A pesar de que no se acumula en el medio ambiente como otros tipos de contaminación, causa graves daños en el cuerpo y la calidad de vida, por lo tanto, se considera un problema de salud pública en todo el mundo. Para la Organización Mundial de la Salud (OMS), un ruido de 50 dB ya perjudica la comunicación y, a partir de 55 dB, puede causar estrés y otros efectos negativos. Al alcanzar los 75 dB, el ruido representa un riesgo de hipoacusia (disminución de la agudeza auditiva) si el individuo está expuesto a la misma durante periodos de ocho horas. Algunos de los efectos negativos de la contaminación acústica para los seres humanos son los siguientes: Estrés. Depresión. Insomnio. Agresividad. Pérdida de atención. La pérdida de memoria. Dolor de cabeza. Cansancio. Tinnitus o ruidos en los oídos. Hipoacusia temporal o permanente. Sordera.

 

Existe una amplia diversidad de fuentes de producción sonora, tales como bares, discotecas, aeropuertos, industrias, el motor de vehículos, electrodomésticos, ambiente de trabajo: El goteo del grifo (20 dB). Refrigerador (30 dB). Voz humana normal (60 dB). Tránsito (80 dB). Secador de pelo (95 dB). Reproductores portátiles de música al máximo volumen (hasta 115 dB). Obras con martillos neumáticos (120 dB). Discotecas (130 dB). En esta sociedad tenemos un problema que se va agravando con el tiempo por el exceso de ruido, la afición a los petardos, trabucos, caza, mascletás, etc. El nivel de ruido que generan es de tal magnitud que provoca traumas sonoros que son siempre irreversibles. De ahí la importancia de prevenirlos en lo posible.

 

El trauma sonoro agudo se produce por la exposición a un ruido intenso, con destrucción parcial del oído interno y llegando a la total en determinados casos. El trauma sonoro crónico (sordera profesional) se define como el deterioro de la audición causada por ruido industrial. Como ya se ha dicho, no existe tratamiento, por lo que este debe ser la PREVENCIÓN. Se deben usar protectores (auriculares) para los ruidos industriales o para determinados trabajos, y, en lo posible, evitar situaciones de extremo ruido. No son muy recomendables los auriculares intraoticos o pinganillos, dada la poca distancia del foco emisor al receptor, no pueden actuar los reflejos defensivos. Para situaciones comprometidas se puede utilizar cualquier tapón ótico, pues reduce 20-30 dB la intensidad sonora.

 

Dr. Alfonso Aracil Especialista en Otorrinolaringología Specialist in Otorrhinolaryngology

 

ASSSA Servicios Médicos

 

La información publicada en este medio no sustituye ni complementa en modo alguno la atención directa de un médico, ni su diagnóstico, ni el tratamiento que prescriba; tampoco debe utilizarse para el autodiagnóstico.

El uso que haga el lector de este servicio se realiza bajo su exclusiva responsabilidad.

ASSSA recomienda que para cualquier cuestión relacionada con su salud consulte siempre con un médico.

 

Volver

La fisioterapia y las técnicas invasivas: EPI y punción seca

septiembre 28, 2016 Salud

La fisioterapia es una profesión en continua evolución que en estos últimos a&n…

La Salmonelosis

marzo 26, 2018 Salud

La salmonelosis, es una infección causada por la salmonela, una bacteria que se reproduce en …

Angina de esfuerzo estable

mayo 31, 2017 Salud

El diagnóstico se basa en el diagnóstico correcto del dolor anginoso, la detecci&oacut…

ASSSA Magazine 31Ene - Jun 2023

ASSSA Magazine 30Jul - Dic 2022

ASSSA Magazine 29Ene - Jun 2022

ASSSA Magazine 28Jul - Dic 2021

Ver todas las revistas

Política de cookies Política de privacidad Aviso legal Desarrollado por Espira

    TE LLAMAMOS

    Rellena el formulario y te llamamos

    Llámanos al 965 200 106

    965 200 106

    Seleccione el idioma

    Escoja el idioma en el que quiere leer el blog

    Cerrar

    NOTA INFORMATIVA

    REGLAMENTO PARA LA DEFENSA DEL ASEGURADO DE ASSSA

    Este reglamento tiene por objeto regular el funcionamiento del Servicio de Atención al Cliente y del Defensor del Asegurado de ASSSA, así como las relaciones entre ambos. Se rige por la Ley 44/2002 de 22 de noviembre, de Medidas de Reforma del Sistema Financiero y por la Orden ECO 734/2004, de 11 de marzo, sobre los departamentos y servicios de atención al cliente de las entidades financieras.

    El Reglamento para la defensa del asegurado puede solicitarlo en la siguiente dirección de correo: sacquejasyreclamaciones@asssa.es.

    Cerrar