Seguros

Lumbalgia

Los padecimientos lumbares son uno de los más frecuentes del hombre. Su posición bípeda le resulta excesivamente cara. El paso de cuadrúpedo a ella, ha exigido y conllevado una serie de adaptaciones que todavía no han llegado a su plenitud y perfección.

 

La complejidad en el funcionamiento de la columna vertebral hace que esta patología sea objeto de consulta de múltiples especialistas médicos. Los padecimientos lumbares son síntomas se multitud de enfermedades. Alteraciones congénitas esqueléticas, trastornos de la estática, inestabilidad vertebral, factores infecciosos, procesos inflamatorios, traumatismos, neoplasias, hemopatías, inmunopatías y un largo etcétera –demasiado amplio- de causas que pueden causarlos. Lumbago y lumbalgia significan dolor lumbar. El uso ha hecho que el primero haya sido identificado con la forma de presentación aguda, mientras que la segunda se refiere a la crónica. Así pues, Lumbago significa dolor lumbar agudo y Lumbalgia significa dolor lumbar crónico.

 

Consejos para prevenir el dolor lumbar

 

Reposo en la cama en decúbito supino (boca arriba) o lateral. Puede ponerse una almohada entre las piernas o bajo las mismas para estar más confortable.

 

• Sentarse en una silla adecuada, bien apoyada, preferentemente con reposa pies, reposacabezas y reposabrazos.

• Si debe mover un objeto voluminoso, es mejor moverlo apoyando nuestra espalda contra el objeto y hacer fuerza con nuestras piernas. Caso de coger objetos del suelo, hacerlo siempre flexionando caderas y rodillas

• La postura más adecuada es aquella en la que los hombros permanecen en una actitud de reposo (ni hacia delante ni hacia atrás).

• Trasladar objetos, siempre, sin forzar la columna. Mejor empujar que arrastrar. Fraccionar las cargas que han de trasladarse y llevarlas lo más cerca posible del cuerpo.

• Caminar con la cabeza alta, pelvis hacia delante y pies rectos.

• En trayectos largos, de coche, descansar cada 2 horas.

• Evitar, en la medida de lo posible, que el tronco se incline hacia delante. Es mejor que los hombros estén unos centímetros más atrás del sitio de apoyo de la cadera y descansen sobre el respaldo de la silla (siempre que el respaldo sea recto).

• Realice ejercicio físico, es muy importante ejercitar la musculatura de la espalda para prevenir futuras molestias. Se debería consultar a su médico si es la primera vez que duele la espalda, para identificar la posible causa del dolor y confirmar que sea un problema mecánico de la misma y no una enfermedad general que se manifiesta en ella.

 

 

 

Servicios Médicos ASSSA

 

ASSSA Seguros de Salud

 

La información publicada en este medio no sustituye ni complementa en modo alguno la atención directa de un médico, ni su diagnóstico, ni el tratamiento que prescriba; tampoco debe utilizarse para el autodiagnóstico.

El uso que haga el lector de este servicio se realiza bajo su exclusiva responsabilidad.

ASSSA recomienda que para cualquier cuestión relacionada con su salud consulte siempre con un médico.

 

Volver

Otitis

septiembre 12, 2017 Salud

Una de las patologías o enfermedades más frecuentes en los meses de verano son la…

Factores de crecimiento plaquetarios

marzo 8, 2017 Salud

En la actualidad y dada la evolución de los tratamientos médicos se está invest…

Fotoprotectores o cremas solares: ¿cuál escoger?

septiembre 22, 2021 Salud

El sol es fundamental para la vida y tiene efectos positivos sobre el organismo, como facilitar la s…

ASSSA Magazine 31Ene - Jun 2023

ASSSA Magazine 30Jul - Dic 2022

ASSSA Magazine 29Ene - Jun 2022

ASSSA Magazine 28Jul - Dic 2021

Ver todas las revistas

Política de cookies Política de privacidad Aviso legal Desarrollado por Espira

    TE LLAMAMOS

    Rellena el formulario y te llamamos

    Llámanos al 965 200 106

    965 200 106

    Seleccione el idioma

    Escoja el idioma en el que quiere leer el blog

    Cerrar

    NOTA INFORMATIVA

    REGLAMENTO PARA LA DEFENSA DEL ASEGURADO DE ASSSA

    Este reglamento tiene por objeto regular el funcionamiento del Servicio de Atención al Cliente y del Defensor del Asegurado de ASSSA, así como las relaciones entre ambos. Se rige por la Ley 44/2002 de 22 de noviembre, de Medidas de Reforma del Sistema Financiero y por la Orden ECO 734/2004, de 11 de marzo, sobre los departamentos y servicios de atención al cliente de las entidades financieras.

    El Reglamento para la defensa del asegurado puede solicitarlo en la siguiente dirección de correo: sacquejasyreclamaciones@asssa.es.

    Cerrar