Seguros

Disfunción Eréctil

"La salud sexual es un estado de bienestar físico, emocional, mental y social relacionado con la sexualidad, por lo que constituye un componente más de la salud integral de la persona." "Es inherente a todo nuestro cuerpo y es uno de los ejes sobre los que se sustenta el ser humano, consituye un derecho fundamental que favorece la salud integral. Esta influenciada por factores biológicos, culturales, éticos, históricos, económicos, políticos, legales, religiosos y espirituales."

(Dr. Rafael Prieto Castro. Guías de actuación en Salud Sexual)

Actualmente se prefiere el uso del termino 'disfunción eréctil' al de 'impotencia' porque refleja mejor el problema y no tiene el carácter peyorativo de la impotencia.

Se considera un problema de salud pública en todo el mundo y además es un indicador de salud, es decir, que puede ser una manifestación de enfermedades más graves.

En España se calcula que entre los varones de 25 a 70 años existe entre un millón y medio y dos millones de personas con algún grado de disfunción eréctil.

La causa de la disfunción eréctil puede ser orgánica o psicógena, y la entrevista con el paciente orienta mucho para determinar su origen, pero es necesario que exista una buena comunicación entre el paciente y el médico.

Hay una serie de características de la DE que orientan en la determinación del origen: Cuando el origen es orgánico, el cominezo suele ser progresivo; en caso de que sea agudo, la relación con el factor determinante suele ser evidente, existe ausencia de erecciones nocturnas, aparece en edad superior a los 60 años, se mantienen el orgasmo y la eyaculación, y existen factores de riesgo de DE. Cuando el origen es psicógeno, aparece de forma repentina sin relación con ninguna causa aparente, existen problemas de relación, suele darse en personas jóvenes, el orgasmo y la eyaculación se pueden ver alterados y no existen factores de riesgo evidentes.

En general, el mecanismo de la erección requiere, para su correcto funcionamiento de un estímulo que condicione el inicio de los mecanismos fisiológicos de la erección, siendo necesario un buen funcionamiento de los sistemas neurológicos y cardiovasculares. Cualquier alteración psicológica (que afectará al estímulo) o bien que altere el mecanismo neurovascular de la erección, condicionará una disfunción eréctil.

Por otra parte, los trastornos de la erección puede ser una manifestación de problemas neurovasculares de mayor trascendencia que la propia disfunción eréctil.

En cuanto al tratamiento es necesaria una buena información y formación sexual y que la pareja participe tanto en el diagnóstico como en el tratamiento.

Desde el punto de vista farmacológico, desde la aparición de un grupo de fármacos llamados 'inhibidores de la fosfodiesterasa-5' el tratamiento de la DEha cambiado radicalmente, ya que el porcentaje de éxitos terapéuticos oscila entre el 75% y el 85%. La forma de tratamiento con estos fármacos debe ser valorado y seleccionado entre el paciente y el médico, que debe informar de las particularidades de cada uno de los fármacos.

Otro tipo de tratamiento son los anillos constrictores y los sistemas de vacío. Ambos pueden producir erosiones o úlceras en el pene.

Tratamiento con sustancias (Postaglandina E1) llamadas vasoactivas que deben inyectarse en el interior de los cuerpos cavernosos. Requieren un entrenamiento del paciente para autoinyectarse, también se puede entrenar a la pareja y la dosis debe ajustarse de forma individual. Existen otras sustancias que pueden inyectarse en los cuerpos cavernosos o introducirse a través de la uretra, pero no están comercializados y requieren de formulación magistral farmacéutica.

Cuando fracasan estos tratamientos, se puede recurrir a la implantación de prótesis de pene de las que existen varios modelos.

Como resumen, la DE constituye un problema frecuente, que altera la calidad de vida de forma importante, que puede formar parte de una enfermedad de mayor trascendencia y ser solo una manifestación de la misma. Existen múltiples causas de la misma y muchas posibilidades de tratamiento.

Dr. Luis Pérez Llorca – Especialista en Urología

 

Seguros de Salud ASSSA

 

La información publicada en este medio no sustituye ni complementa en modo alguno la atención directa de un médico, ni su diagnóstico, ni el tratamiento que prescriba; tampoco debe utilizarse para el autodiagnóstico.

El uso que haga el lector de este servicio se realiza bajo su exclusiva responsabilidad.

ASSSA recomienda que para cualquier cuestión relacionada con su salud consulte siempre con un médico.

Volver

Disfunción sexual en el hombre de edad avanzada

noviembre 10, 2016 ASSSA Man

La salud sexual del varón mayor ha sido durante años un tema tabú. La vida sexu…

Enfermedad Cardiovascular y Disfunción Eréctil.

agosto 14, 2015 ASSSA Man

La actividad sexual se acompaña de cambios vasculares mediados por el sistema nervioso aut&oa…

Prostatitis: Comprender los síntomas del crecimiento de la próstata

octubre 30, 2017 ASSSA Man

La próstata es una glándula que se encuentra entre la vejiga (depósito de orina…

ASSSA Magazine 31Ene - Jun 2023

ASSSA Magazine 30Jul - Dic 2022

ASSSA Magazine 29Ene - Jun 2022

ASSSA Magazine 28Jul - Dic 2021

Ver todas las revistas

Política de cookies Política de privacidad Aviso legal Desarrollado por Espira

    TE LLAMAMOS

    Rellena el formulario y te llamamos

    Llámanos al 965 200 106

    965 200 106

    Seleccione el idioma

    Escoja el idioma en el que quiere leer el blog

    Cerrar

    NOTA INFORMATIVA

    REGLAMENTO PARA LA DEFENSA DEL ASEGURADO DE ASSSA

    Este reglamento tiene por objeto regular el funcionamiento del Servicio de Atención al Cliente y del Defensor del Asegurado de ASSSA, así como las relaciones entre ambos. Se rige por la Ley 44/2002 de 22 de noviembre, de Medidas de Reforma del Sistema Financiero y por la Orden ECO 734/2004, de 11 de marzo, sobre los departamentos y servicios de atención al cliente de las entidades financieras.

    El Reglamento para la defensa del asegurado puede solicitarlo en la siguiente dirección de correo: sacquejasyreclamaciones@asssa.es.

    Cerrar