Seguros

Disfunción sexual en el hombre de edad avanzada

La salud sexual del varón mayor ha sido durante años un tema tabú. La vida sexual del anciano no parecía tener importancia en la calidad de vida y los problemas sexuales eran un motivo de vergüenza y se ocultaban.

El incremento de vida de la población, con un incremento importante de los niveles de salud y un cambio en la mentalidad han puesto de manifiesto en las personas de edad avanzada una inquietud creciente de mejorar su salud sexual.

Entre los problemas detectados el más frecuente afectaba a la erección. La Disfunción Eréctil es la principal causa de disfunción sexual, pero no la única. La falta de deseo sexual (deseo sexual hipoactivo), las alteraciones en la eyaculación o el declive hormonal que se asocia con el envejecimiento son otras de las razones de la disfunción sexual en el varón.

 

Disfunción sexual

– Disfunción eréctil.

– Ausencia de deseo.

– Alteración en la eyaculación.

– Alteraciones hormonales.

 

Disfunción Eréctil (DE)

Es la incapacidad persistente para conseguir o mantener una erección suficiente que permita una relación sexual satisfactoria.

Es un problema muy común en varones de edad avanzada. La DE es un problema multifactorial, muchas de las enfermedades cuya prevalencia aumenta con la edad son factores de riesgo para la DE, destacando los factores de riesgo cardiovascular (hipertensión, diabetes, dislipemia, obesidad…), enfermedades neurológicas degenerativas y cirugías pélvicas (rectales y urológicas), así como determinados fármacos muy utilizados en personas mayores pueden originar o agravar un cuadro de disfunción eréctil.

La DE puede ser un síntoma centinela de problemas cardiovasculares graves, aumentando el riesgo de enfermedad coronaria y accidentes cerebrovasculares. Recientes estudios han descubierto una asociación entre la sintomatología prostática con la disfunción eréctil.

 

Ausencia de deseo

El deseo sexual hipoactivo en el hombre consiste en la ausencia permanente y persistente de fantasías eróticas y motivación para acceder a las relaciones sexuales. El interés por la actividad sexual se va perdiendo y espaciando en el tiempo.

Los problemas psicológicos pueden conllevar falta de deseo. No solo el desamor y la pérdida de atractivo de la pareja justifican el descenso del deseo. Los trastornos psicológicos, como la ansiedad excesiva o la depresión serán causa del descenso del deseo. Otra causa frecuente son las conductas de evitación por disfunciones sexuales previas, principalmente disfunción eréctil, al pensar que no va a tener una relación sexual adecuada, perderá la motivación y adoptará una conducta de evitación.

 

Alteraciones en la eyaculación

La alteración en la eyaculación incluye el descenso del placer durante la eyaculación, la disminución del volumen del eyaculado e incluso la ausencia de eyaculación, la eyaculación precoz, la eyaculación retardada y la eyaculación retrograda (el semen se dirige a la vejiga en lugar de salir por la uretra).

La eyaculación precoz puede ser primaria (“de toda la vida”) o secundaria, también llamada adquirida. En el varón mayor la secundaria suele ser la más frecuente.

 

Alteraciones hormonales. Síndrome de déficit de testosterona

Con la edad disminuye el nivel de la testosterona (hormona sexual). En el varón longevo puede producirse un déficit de andrógenos, por lo que también recibe el nombre de andropausia. Los principales factores de riesgo para el déficit de testosterona son, además de la edad, la diabetes y la obesidad.

 

Conclusiones

La creciente esperanza de vida y la mejoría en los niveles de salud hacen que la preocupación por la salud sexual aumente entre la gente mayor.

Hay que desterrar la idea de que con el envejecimiento la sexualidad se acaba.

Hay que tratar adecuadamente las disfunciones sexuales e intentar conseguir una vida sexual adecuada.

 

ASSSA Servicios Médicos

 

La información publicada en este medio no sustituye ni complementa en modo alguno la atención directa de un médico, ni su diagnóstico, ni el tratamiento que prescriba; tampoco debe utilizarse para el autodiagnóstico.

El uso que haga el lector de este servicio se realiza bajo su exclusiva responsabilidad.

ASSSA recomienda que para cualquier cuestión relacionada con su salud consulte siempre con un médico.

Volver

Prostatitis: Comprender los síntomas del crecimiento de la próstata

octubre 30, 2017 ASSSA Man

La próstata es una glándula que se encuentra entre la vejiga (depósito de orina…

Disfunción Eréctil

junio 15, 2016 ASSSA Man

La causa de la disfunción eréctil puede ser orgánica o psicógena, y la e…

Enfermedad Cardiovascular y Disfunción Eréctil.

agosto 14, 2015 ASSSA Man

La actividad sexual se acompaña de cambios vasculares mediados por el sistema nervioso aut&oa…

ASSSA Magazine 31Ene - Jun 2023

ASSSA Magazine 30Jul - Dic 2022

ASSSA Magazine 29Ene - Jun 2022

ASSSA Magazine 28Jul - Dic 2021

Ver todas las revistas

Política de cookies Política de privacidad Aviso legal Desarrollado por Espira

    TE LLAMAMOS

    Rellena el formulario y te llamamos

    Llámanos al 965 200 106

    965 200 106

    Seleccione el idioma

    Escoja el idioma en el que quiere leer el blog

    Cerrar

    NOTA INFORMATIVA

    REGLAMENTO PARA LA DEFENSA DEL ASEGURADO DE ASSSA

    Este reglamento tiene por objeto regular el funcionamiento del Servicio de Atención al Cliente y del Defensor del Asegurado de ASSSA, así como las relaciones entre ambos. Se rige por la Ley 44/2002 de 22 de noviembre, de Medidas de Reforma del Sistema Financiero y por la Orden ECO 734/2004, de 11 de marzo, sobre los departamentos y servicios de atención al cliente de las entidades financieras.

    El Reglamento para la defensa del asegurado puede solicitarlo en la siguiente dirección de correo: sacquejasyreclamaciones@asssa.es.

    Cerrar