Just another WordPress site

El alzheimer a última vista

26 de agosto de 2020Salud

Hemos de ser optimistas.

La dedicación a la geriatría me obligó a conocer los problemas de ser anciano. Ser viejo, un proceso que cursa con los años y que es multifactorial.

Todos los que llegamos a edades avanzadas vamos adquiriendo papeletas para numerosos problemas, véase artrosis, endurecimiento de las arterias, cambios de la piel o ese problema tan temido que es la alteración degenerativa que conforma el síndrome de Alzheimer. Y no es porque ese asunto ocurra a edades avanzadas (hoy día nos preguntamos ¿qué es “edad avanzada”?).

Ya describió hace 112 años Elois Alzheimer un proceso de “locura” diferente en una mujer de casi ¡cincuenta años! Y el problema ha continuado con la historia llamándose de mil formas. Lo que Alzheimer describió aquel 4 de noviembre de 1906, en la XXXVII Conferencia de Psiquiatría del Sudoeste Alemán en Tübingen: “Sobre una enfermedad específica de la corteza cerebral”, fue un síndrome “desconocido” en la época y que recogía simultáneamente el curso clínico que afectó a esa pobre mujer enferma, con pérdida de memoria, desorientación, alucinaciones y demencia. Síndrome patológico que le llevaron a su muerte con solo esos 50 años citados. Pero lo importante es que, junto a la descripción detallada del caso clínico, se exponía el estudio histológico de su cerebro, con sus deterioros. Y solamente entonces, solo en ese momento, nos dimos cuenta de que eso, esa nueva patología, era conocida desde el inicio de la humanidad con el nombre de “demencia senil” y así se ha seguido llamando hasta hace escasos años.

Pero la enfermedad recién descrita, que no descubierta, siguió arrinconada por los médicos, olvidada por algunos neurólogos y ocultada por el pueblo.

Cuando en los años 80, empujado por una gran mujer catalana, me lancé al vacío de crear una asociación de enfermos de Alzheimer en Alicante, después de un año cejé en el empeño prometido en Salamanca a la fundadora de Alzheimer España. La causa, esa vergüenza que ha supuesto, hasta hace poco, el presentar públicamente a un familiar con demencia. Solo un ciclón con forma de mujer hallado en el siguiente camino obró el milagro. Su nombre deberá ser siempre honrado: Matilde Pérez Jover. Una pediatra jubilada, nos aglutinó a un grupo de personas. Éramos dos médicos, un arquitecto, un aparejador y cuatro enamorados de la aventura de darse a los demás. La doctora Pérez Jover consiguió lo que yo no pude: crear la Asociación de Enfermos de Alzheimer. Y como consecuencia, el Centro de Día.

Por lo tanto, hemos de ser optimistas. Siempre aparece alguien capaz de allanar la calzada que conduce al fin proyectado.

Mientras desayunaba en una cafetería cercana, leía el periódico. Como siempre, pasé las páginas con rapidez apuntando a los titulares. Nada de interés, en sus primeras páginas. Nada en las secciones comarcales. Me detuve en la economía. Una vista rápida a los artículos de fondo y, al final, tras los anuncios breves, los deportes, que repaso sin interés. Y cuando me decidía a dar carpetazo a la lectura, en la última página, la frescura del reportaje que me aportó una ración de ánimo. María Blasco, nuestra científica del Centro de Investigaciones Oncológicas. María Blasco y sus descubrimientos sobre la estructura de los telómeros. Telómeros y envejecimiento. Telómeros y cáncer. Telómeros y su relación con las alteraciones cromosómicas. Telómeros y demencia. ¡Gracias, María!

Y ahora, aterrizados en esta página de ASSSA, nos encontramos unidos por el interés de una lectura que, pudiendo ser de un artículo científico, sencillamente quiere ser una llamada a la esperanza. Un artículo vocero de confianza. Altavoz del optimismo.

Es importante hablar, compartir, aprender los unos de los otros; dialogar sobre los problemas que atenazan a una multitud de individuos y que limitan su posibilidad de desarrollo, que frenan el deseo de ir más allá; comprobando como el motor, que había arrancado con normalidad, de repente comienza a hacer malos guiños, preludio de que, tarde o temprano, se irá a pique. Y que en ese recorrido apesadumbrado siempre nos podemos coger de un brazo. Un brazo de consuelo. Una solución que llevar a nuestra mano.

Tenemos un problema y sentimos como si todo lo que antes caminaba junto con nuestra velocidad y fuerza comienza a ir más lento. Porque ante la realidad que hemos de aceptar (por ejemplo, envejecer) deseamos soluciones, más cuando el problema es una enfermedad, transitoria o permanente. Y desesperamos, aunque sepamos que, en algunas, las cosas son así, y otras presentan un terreno más complicado, donde un poco, en realidad, es o puede ser mucho.

Y al día siguiente, cualquier día siguiente que se precie, en la página central del mismo diario, veo el rostro de Francis Mojica. Te informan sobre los avances de sus investigaciones. Sus casi mágicos CRISPR. ¿Son polvos fantásticos que solucionan todos los males? Leo: “Donde nadie miraba, nosotros decidimos mirar”, explica Mojica. El tiempo le dio la razón y sus investigaciones en torno al sistema inmunológico de ciertos microorganismos descubiertos en las salinas de Santa Pola, en Alicante, han inaugurado una nueva esperanza. ¡En las salinas de Santa Pola estaba la solución! Quién lo iba a decir.

Antes escribía sobre los telómeros de la alicantina María Blasco. Ahora, de la tecnología CRISPR, del ilicitano Mojica, la más demandada en los laboratorios de biología molecular y que fue premiada en 2015 con el galardón Princesa de Asturias.

Parece que las cosas se van aclarando en este complejo tema de las enfermedades. Como consecuencia, las demencias, parece ya no son lo que eran.

Escribo “demencia” y me refiero a un término general que describe un deterioro de la capacidad mental suficientemente grave como para interferir en la vida diaria. Ese es el concepto.

Alois Alzheimer, en 1905, demostró que la corteza cerebral se encontraba muy deteriorada y, además, existían dos tipos de anomalías muy llamativas, que hoy en día siguen siendo las características histopatológicas principales de la enfermedad: las placas, que son acúmulos constituidos por un material anómalo que son proteínas y que se sitúan preferentemente en las regiones cerebrales relacionadas con la memoria, conocimiento y pensamiento; por otra parte, los ovillos neurofibrilares, que son acumulaciones de material de desecho en el interior de las propias neuronas y esto produce la afectación grave del razonamiento, la conducta y los sentimientos.

Pero, mientras esto escribo, voy recordando los numerosos congresos recorridos en mi andadura profesional. Recuerdo la “sustancia de Pittburg”, descubierta por los investigadores de aquellos años. Y recuerdo cómo el profesor Sir Martin Roth, en el Congreso Internacional de Alzheimer celebrado en Madrid en 1990, marcó la pesadumbre con un “…nada nuevo hasta dentro de diez años”, que nos dejó desolados a todos los asistentes.

Hace años se comenzaba a discutir la posibilidad de diagnosticar la enfermedad a través de un análisis del líquido cefalorraquídeo. Hoy se publica que ese análisis pudiera realizarse con una sencilla extracción de sangre. Quiero decir, la realidad es distinta.

Los acontecimientos se siguen unos a otros y hoy la enfermedad degenerativa de Alzheimer está más cerca de poder ser dominada.

Es nuestra última mirada a la esperanza.

Dr. Francisco Mas-Magro y Magro

ASSSA Seguros de Salud
La información publicada en este medio no sustituye ni complementa en modo alguno la atención directa de un médico, ni su diagnóstico, ni el tratamiento que prescriba; tampoco debe utilizarse para el autodiagnóstico.
El uso que haga el lector de este servicio se realiza bajo su exclusiva responsabilidad.
ASSSA recomienda que para cualquier cuestión relacionada con su salud consulte siempre con un médico
Volver

La fisioterapia

enero 27, 2017 Salud

Una herramienta para la prevención, el tratamiento de las lesiones y la mejora de la activida…

Tipos de Neumonía: Extrahospitalaria e Intrahospitalaria.

enero 21, 2016 Salud

La neumonía es una inflamación del parénquima pulmonar debida a un agente infec…

La Infección. Urinaria en mujeres

noviembre 25, 2015 ASSSA Woman

La infección urinaria se define como la presencia de mocroorganismos, en cualquier punto del …

ASSSA Magazine 26Jul - Dic 2020

ASSSA Magazine 25Ene - Jun 2020

revista de salud asssa magazine 24

ASSSA Magazine 24Jul - Dic 2019

ASSSA Magazine 23Ene - Jun 2019

Ver todas las revistas

Política de cookies Política de privacidad Aviso legal Desarrollado por Espira

TE LLAMAMOS

Rellena el formulario y te llamamos

Llámanos al 965 200 106

965 200 106

Seleccione el idioma

Escoja el idioma en el que quiere leer el blog

Cerrar