Seguros

La fascitis plantar

La fascitis plantar es la inflamación de la fascia (membrana de tejido fibroso) que une el hueso del talón (el calcáneo) con cada una de las falanges proximales (los huesos localizados en la base de los dedos).

 

Esta inflamación provoca dolor en el talón y a lo largo de la planta del pie. No obstante, dentro de esta región anatómica se deben diferenciar otras posibles patologías como la tendinitis del flexor profundo del primer dedo, las bursitis, los espolones calcáneos activos, los atrapamientos del nervio abductor del quinto dedo, las fracturas, etc.

 

La fascitis plantar puede deberse a diversas causas como sobrecarga, microtraumatismo repetitivo, acortamiento de la cadena posterior (muscular y tendinosa) de la pierna, perdida funcional del músculo tibial posterior, falta de adaptación al ejercicio, calzado inadecuado o estrés mecánico, entre otras. La fascitis plantar normalmente presenta un incremento del dolor conforme se va agravando la lesión, inicialmente siendo solo matutino en los primeros pasos o durante los momentos más intensos de la actividad deportiva para, progresivamente, ir haciéndose más evidente al inicio de la pisada tras haber estado sentado.

 

En los estadios más desarrollados puede ser incompatible con la marcha o limitar esta en el tiempo por dolor. El tratamiento se debe hacer lo antes posible para que no se cronifique. El fisioterapeuta con los datos sobre la enfermedad, el estudio clínico, los síntomas y el diagnóstico programará la terapia más adecuada en cada caso.

 

Actualmente existen diversas formas de tratar las fascitis, que van a depender del diagnóstico. Entre ellos está la reeducación de la pisada o, en caso de fracasar, el uso de plantillas. El estiramiento de la cadena posterior, la activación de los músculos inhibidos, la fisioterapia invasiva, la punción seca, las infiltraciones, los masajes, las terapias físicas (frio, calor, corrientes…) son las armas con las que poder solucionar esta patología. En su prevención, mantener la correcta elasticidad de toda la cadena posterior, sobre todo del gemelo, el soleo, el flexor largo del primer dedo y la fascia plantar, además, el uso de calzado adecuado y el trabajo de la musculatura intrínseca del pie, así como, el incremento progresivo del ejercicio van a ser claves para evitar esta insidiosa patología.

 

 

ASSSA Seguros de Salud

 

La información publicada en este medio no sustituye ni complementa en modo alguno la atención directa de un médico, ni su diagnóstico, ni el tratamiento que prescriba; tampoco debe utilizarse para el autodiagnóstico.

El uso que haga el lector de este servicio se realiza bajo su exclusiva responsabilidad.

ASSSA recomienda que para cualquier cuestión relacionada con su salud consulte siempre con un médico.

Volver

La Infección. Urinaria en mujeres

noviembre 25, 2015 ASSSA Woman

La infección urinaria se define como la presencia de mocroorganismos, en cualquier punto del …

Hemodinámica y Cardiología intervencionista

julio 20, 2016 Salud

En la actualidad, las enfermedades cardiovasculares son uno de los problemas de salud más rel…

Cómo reconocer si está sufriendo un derrame cerebral

noviembre 14, 2018 Salud

Reconocer un derrame cerebral son los 3 pasos SHL. De hecho, hay un neurólogo que dice que, …

ASSSA Magazine 30Jul - Dic 2022

ASSSA Magazine 29Ene - Jun 2022

ASSSA Magazine 28Jul - Dic 2021

ASSSA Magazine 27Ene - Jun 2021

Ver todas las revistas

Política de cookies Política de privacidad Aviso legal Desarrollado por Espira

    TE LLAMAMOS

    Rellena el formulario y te llamamos

    Llámanos al 965 200 106

    965 200 106

    Seleccione el idioma

    Escoja el idioma en el que quiere leer el blog

    Cerrar

    NOTA INFORMATIVA

    REGLAMENTO PARA LA DEFENSA DEL ASEGURADO DE ASSSA

    Este reglamento tiene por objeto regular el funcionamiento del Servicio de Atención al Cliente y del Defensor del Asegurado de ASSSA, así como las relaciones entre ambos. Se rige por la Ley 44/2002 de 22 de noviembre, de Medidas de Reforma del Sistema Financiero y por la Orden ECO 734/2004, de 11 de marzo, sobre los departamentos y servicios de atención al cliente de las entidades financieras.

    El Reglamento para la defensa del asegurado puede solicitarlo en la siguiente dirección de correo: sacquejasyreclamaciones@asssa.es.

    Cerrar